El bombero atropellado

miércoles, 3 de marzo de 2010







el bombero sale de su unidad y corre para ayudar un auto estrellado.



cuantas vidas puedes salvar antes de perder la propia.


su carro bombero pierde frenos y lo embiste, espina dorsal arqueada,



cabeza bomberil contra el suelo, se desprende como tapa de gaseosa,


la tapa de la boveda craneal.


Esos gusanos grises, sanguinolentos que bailan sobre esa taza con ojos,

es tu cerebro bombero, que esta descubierto en plena avenida benavides,

cerca al centro de idiomas, cerca a todos los que nunca salvaras,




y reacciona se para, estira los brazos, balbucea nombres, ojos desorbitados,

quiere tocar a los transeuntes, pero solo le salen movimientos mecanicos

rapidos, bruscos, atascados,

retuerce espalda, brazos, gime, se atora, camina media cuadra arriba,

sus compañeros lloran, el quiere darles paz, pero todos huyen,

hasta que se va hinchando una vena, algo se va hinchando,

hinchado como panza de muerto dejado en playa por 5 dias,

pero mas grotesco, si, mas asqueroso,

las mujeres se persignan, los hombres tienen muecas mas grotescas,


tu cabeza, revienta bombero y otro auto pasa por sobre tu cuerpo,

alguien no se pudo contener, embistio tu cuerpo de zombie,

"para que este bien muerto, pues."



Bien muertos, estamos, bien 'muertos' habitamos estos cuerpos,
donde no queda mas que falsas voluntades, solo el placer

de hacer las cosas que nos convienen,
sin reparar en bomberos zombies,
con posibilidad
de recuperarse, sin reparar
en que los zombies pueden estar mas vivos que nosotros

2 comentarios:

Anónimo dijo...

dios santo..

Dego dijo...

NO entiendo si lo de "DIOS MIO" VA por lo espectacular de la descripcion o porque el poema te parece malo. a mi me gusta.